Consejos de Seguridad para los Conductores

  • Los ciclistas son usuarios de la vía, con los mismos derechos y obligaciones que el resto de vehículos. Son especialmente vulnerables, por lo que la comunidad de usuarios de las vías debe ser especialmente cuidadosa con ellos.
  • Es imprescindible que, al adelantar a un ciclista o a un grupo de ciclistas, lo hagas extremando las medidas de seguridad: reducir la marcha, mantener la distancia mínima de 1,5 metros de separación lateral obligatoria. Le salvarás la vida.
  • Para adelantar a un ciclista está permitido rebasar la línea continua de la carretera, siempre que tal invasión no entrañe riesgos para el resto de usuarios de la misma.
  • Tras haber estacionado, antes de abrir la puerta, mira atentamente por el retrovisor. Evitarán choques muy peligrosos con los ciclistas (y también motoristas). Este sencillo gesto, echar un vistazo por el retrovisor, es imprescindible para mejorar la seguridad vial de los ciclistas, y de todos en general.
  • La paciencia es fundamental: aprender a convivir en la vía no es fácil, pero sí es posible. Los conductores de vehículos a motor tenemos que ejercitar nuestra paciencia, nuestro respeto al resto de usuarios más vulnerables. Más paciencia y más despacio. Una nueva cultura vial es necesaria.
  • El coche o el vehículo a motor no el único protagonista de la carretera. La movilidad sostenible, la lucha contra la contaminación y nuevas formas de transporte son una realidad en auge, y éste es el momento de adaptarnos a esta nueva realidad.
  • Todos los usuarios tienen cabida en este nuevo escenario, y derecho además a que ese escenario sea más plural y seguro.